fbpx

En estado de alarma nos encargamos de aconsejar, divorciar, negociar, tramitar y finalizar un procedimiento de divorcio

Aunque actualmente es de sobra conocido que el Estado Español tiene mecanismos para proteger de estas situaciones a las mujeres, el estado de alarma con la consiguiente orden de confinamiento ha podido generar inseguridad sobre si la víctima va a obtener ayuda inmediata, no obstante debe aclararse que se ha declarado el servicio de asistencia a las víctimas de violencia de género como un servicio esencial.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad:

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

¿Tengo que respetar el confinamiento si he sido víctima de violencia de género?

El divorcio consiste en la disolución del vínculo del matrimonio, pero no es la única forma de la disolución, también se extingue por muerte o declaración de fallecimiento.

El divorcio puede solicitarlo uno sólo de los cónyuges, un cónyuge con consentimiento del otro, o ambos. Además puede ser de mutuo acuerdo o como comúnmente se le llama, contencioso. En este último caso, decide un Juez cuales son las medidas que se adoptan con el Divorcio y en el mutuo acuerdo será el Convenio Regulador el que recoja las medidas que finalmente,  quedarán plasmadas en la sentencia.

La intervención del abogado matrimonialista es esencial en ambos casos, mutuo acuerdo o contencioso, con la particularidad de que si es de mutuo acuerdo, puede ser suficiente con un abogado para ambos.

Separación. La separación no es lo mismo que el divorcio, las diferencias entre ambos, en esencia son tres:

  • Cese de la convivencia que puede no ser definitivo.
  • Imposibilidad de vincular bienes entre los cónyuges.
  • Posibilidad de reconciliación, que debe comunicarse al Juzgado.

Nulidades matrimoniales (derecho canónico). En el caso de las nulidades, se debe distinguir entre las nulidades eclesiásticas, que son las solicitadas ante la jurisdicción eclesiástica con la finalidad de poder volver a contraer matrimonio canónico y las causas de nulidad del código civil, que se refieren a la nulidad de un matrimonio celebrado bajo determinadas circunstancias o entre determinadas personas.

La nulidad se puede solicitar cuando el matrimonio se haya celebrado en las siguientes circunstancias:

  • Sin consentimiento,
  • Entre parientes,
  • Entre personas condenadas por participar en la muerte dolosa de su anterior cónyuge,
  • Sin la intervención de la autoridad o funcionario competente,
  • Sin testigos,
  • Por error en la identidad de la otra persona contrayente,
  • Celebrado bajo coacción o miedo grave. 

Custodia de los hijos: Decidir sobre la custodia de tus hijos será una de las cuestiones de mayor trascendencia con las que te encontrarás tras romper tu relación.

Sea a través del divorcio, la separación o cuando no ha habido matrimonio, se debe iniciar un procedimiento para regular las medidas a adoptar con los menores.

Modificación de medidas. Si quieres proceder a la modificación de medidas o si has recibido una demanda solicitándola, dichas medidas adoptadas en una sentencia de divorcio, separación o relaciones paternofiliales, pueden ser modificadas. El requisito esencial es que exista un cambio sustancial en las condiciones que se daban en el momento del divorcio, separación, etc.

Impago de pensiones. El impago puede producirse de forma total. También es muy normal que el problema sea que la pensión no sea actualizada anualmente por la persona obligada a pagarla, pero también puede suceder que te veas obligado a incurrir en el impago de pensiones porque ya no puedes hacer frente a la misma.

La pensión de alimentos. La pensión de alimentos para los hijos, oponerse a la que te piden, modificar la que te impusieron o aceptaste en su día en un procedimiento de mutuo acuerdo, son algunas de las situaciones junto con las típicas reclamaciones de impago ya comentadas.

Acreditar los gastos reales de los hijos y diferenciar los gastos extraordinarios de los ordinarios va a ser la tarea central para conseguir una pensión de alimentos ajustada a la realidad.

Pensión compensatoria. La pensión compensatoria es la que uno de los cónyuges recibe con ocasión del divorcio o la separación en aquellos casos en que su situación económica se ha visto perjudicada respecto a la que tenía durante el matrimonio. Esta pensión puede ser temporal o vitalicia, también puede tratarse de un único pago y en cualquier caso, puede ser acordada por los cónyuges o impuesta por un tribunal.

El Código Civil deja abierta la valoración de cualquier circunstancia relevante, que pueda justificar el nacimiento de la pensión compensatoria, los principales criterios a observar son:

  • La edad de a persona beneficiaria,
  • Su cualificación y capacidad de acceder a un empleo,
  • La dedicación pasada y futura a la familia y
  • La duración del matrimonio, incluyendo la duración de la convivencia previa a este.

Autorizaciones de salida de los hijos de territorio nacional. Si no existe una prohibición de salida dictada por un Juez, es suficiente con una autorización del otro progenitor, además del DNI o Pasaporte. Cuando existe una prohibición de salida, debes solicitar al Juzgado que autorice la salida.

Ejecución de sentencia. Este procedimiento se utiliza para obligar a una de las partes a cumplir con lo establecido en la sentencia de Divorcio, Separación, Medidas Paternofiliales, etc. Normalmente, se suele solicitar el cumplimiento del régimen de visitas, el pago de la pensión de alimentos o compensatoria, la actualización de las pensiones y tantas cuestiones como recogiese la sentencia inicial y sean incumplidas.

Capitulaciones matrimoniales (acuerdos prematrimoniales). Las capitulaciones matrimoniales normalmente se utilizan para determinar cuál va a ser el régimen económico matrimonial pero también pueden recogerse cuantas estipulaciones se quiera, siempre que no sean contrarias a las leyes y garanticen la igualdad entre los cónyuges.

Debes saber que pueden hacerse hasta un año antes del matrimonio pero también una vez celebrado el mismo. Por eso no todas las capitulaciones son acuerdos prematrimoniales, pero sí todos los acuerdos prematrimoniales son capitulaciones.  Por último, hay que acudir al notario donde deberás recoger el acuerdo en escritura pública.

Régimen económico matrimonial. Primero hay que distinguir las diferencias entre el régimen de gananciales, de separación de bienes y el régimen de participación:

Bienes gananciales. Si no lo especificas en una escritura de capitulaciones matrimoniales, te casaras en gananciales. A grandes rasgos, significa que, salvo aquellos bienes que se tenían antes del matrimonio, los bienes ganados durante el matrimonio serán comunes de ambos cónyuges y cuando finalice esta comunidad se repartirán al 50% independientemente de quien los haya ganado.

– Disolución y liquidación de gananciales. Las causas más comunes de disolución son el divorcio y la muerte. La finalidad de la liquidación de la sociedad de gananciales, es realizar un inventario de bienes y deudas para repartir por la mitad entre los cónyuges. La dificultad radica en que se tenga claro qué deudas y qué bienes son gananciales que incluir en el inventario y cuales son privativos y no tienen que figurar en el mismo.

– Separación de bienes. Al contrario que en Madrid y en el resto del territorio, en Cataluña y Baleares el régimen económico matrimonial predeterminado, si no se especifica lo contrario, es el de separación de bienes. Como su nombre indica, los bienes de cada cónyuge, serán tanto los que tuviesen en el momento inicial del matrimonio como los que adquieran durante el mismo y podrán disponer de ellos libremente.

– Disolución y liquidación de separación de bienes. Las causas de disolución son en esencia las mismas que para cualquier otro régimen, incluyendo el cambio por otorgar capitulaciones matrimoniales en el que se recoja otro régimen. En cuanto a la liquidación de los bienes, sólo procedería de existir bienes en proindiviso. Por eso es un error pensar que no hay que hacer liquidación cuando estamos en separación de bienes. La mayoría de los tribunales entiende que debe hacerse como una división de cosa común vigente entre personas que no hayan estado casadas.

Régimen de participación. De los regímenes contemplados en nuestro Código Civil, es el más desconocido por ser el más novedoso y en definitiva el menos usado.

Durante su vigencia, los bienes de cada cónyuge pertenecen a cada uno y los que posteriormente adquieren también. Hasta aquí es similar a la separación de bienes. La diferencia es que, al finalizar, el cónyuge que menos ganancias ha obtenido durante el matrimonio puede participar en las ganancias obtenidas por el otro:

– Disolución y liquidación del régimen de participación. Además de las causas de disolución comunes con el régimen de gananciales. Existe una causa de disolución específica para el régimen de participación. Consiste en que uno de los cónyuges puede solicitar la disolución cuando considere que el otro está administrando los bienes de forma irregular.

Al no existir masa de bienes común no se hace inventario, directamente, una vez disuelto el régimen económico, se valoran los bienes iniciales y finales de cada cónyuge y la mitad de la diferencia entre el aumento de ambos patrimonios será lo que tenga derecho a percibir el cónyuge que menos ganancias haya percibido.

Tenemos la respuesta a todas tus inquietudes, ponte en contacto con nosotros.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad:

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

Comienza con los pasos correctos, ponte en contacto con nosotros y obtén una primera consulta sin costo

El estado de alarma no significa renunciar a tus derechos, nosotros velamos por ellos.
Abrir chat
Queremos aclarar tus dudas. Escríbenos!